domingo, 20 de septiembre de 2009

Ejemplo de un mal día.

Ejemplo de un mal día, tan común últimamente y razón de mi ausencia, es el día en el que te levantas a las 7 los padres de las criaturas se van y estos no han desayunado si quiera. Les das desayunar y te planteas la mañana, a las 8:15 llevar al pequeño a casa de los amigos que le llevaran al play Group y luego marchar al cole del mayor, que entra a menos cinco y es el niño más lento del mundo.
Cuando terminan de desayunar, tras los embobamientos por parte del m
ayor con un punto fijo en la pared, lo cual suele ser bastante común, les dejas ver la tele al ver que aún hay tiempo aprovechas para desayunar. Los vistes y se lavan los dientes y entonces una llamada, el señor padre de los nenes anunciándome que la hora de llevar al pequeño se retrasa a y media ¿y ahora como haces para llevar al mayor que está a más de 20 minutos del colegio? Llega la hora, metes al perro en la jaula, te muerde. Descubres que los niños no se han puesto los zapatos, se los pones. Su madre no te avisa de que ese día no ha preparado el almuerzo del pequeño, corre y prepáralo en tiempo record. Después de esto salimos, dejamos al pequeño en casa de la tía asquerosa que no me dirige la palabra por que, supongo, que se cree mejor que yo, y que ha pedido que lo lleve a y media, perra mala… Corremos hacia el cole, el mayor no tiene la menor intención de seguirnos así que nos toca cogerlo de la mano y tirar. Aún hay gente por la calle de camino al cole no vamos tan tarde, pero entonces me pregunta: Alba, ¿has preparado mi comida?
-No, por que hoy te toca comer en casa.
Entonces para, y se pone a gritar que teníamos que prepararle la comida y que como me he podido olvidar. Lo intentamos calmar contándole que esa semana aun no irá al comedor pero entonces, en medio de todos, se pone a correr hacía casa de nuevo gritando que no le toques.
Consigues convencerlo diciéndole que será el último de su clase y entonces se calma. Llegaís tarde, obvio, y entonces decides coger el camino que lleva a la escuela de inglés para preguntar y, si se puede, hacer el test. Coges la calle, que tras 15 minutos andando te llevará a la academia, entonces comienza a llover, tienes paraguas pero como si no lo tuvieras, acabas mojada y justo cuanto entras la lluvia cesa. Te esperas una hora, hasta las 10:00 para hacer el examen. Te convocan para el día siguiente, pero tu sabes que es difícil que vayas por que es miércoles y tienes que estar con el pequeño todo el día.
Llegas a casa y te toca limpiar la cocina, planchar y pasar la aspiradora. Luego en tu tiempo libre limpias tu habitación y entre cajón y cajón relegas todos esos pantalones que ya no te caben, ni te cabrán.

Vas a buscar al nene, al mayor que sale antes, vas en bicicleta aunque sabes que te tocara llevarla luego arrastras por que aún no te atreves a llevarlo contigo y además no llevas su casco. Entonces el ve la bici, se emociona y tu piensas no será nada malo si lo pongo en la sillita y arrastro la bici, así que le abrochas el cinturón y avanzas unos pasos, te das cuenta de que pesa demasiado así que apoyas la bici al muro y le intentas quitar el cinturón. La bici se mueve, tienes que hacer mucha fuerza así que decides colocar la bici en el suelo para evitar la caída, el nene se divierte mientras sentada en el suelo intentas quitarle el cinturón, entonces ocurre la catástrofe. Una mujer se acerca, tu le cuentas lo ocurrido, te entiende y ayuda pero entonces otra se acerca. Tu le explicas lo mismo pero no te cree, y no hace mas que preguntarle al niño si se encuentra bien, si tiene algún mal mientras tu le repites una y otra vez que no os habéis caído!
Tras el momento bochornoso vuelves a casa, le haces la comida al niño, aunque el te asegura que haber comido y que no quiere nada, tu sabes que es mentira, su
s padres te lo han dicho. A las 3 vas a por el peque, decides llevarte al perro, es eso o meterlo en el cajetín y que vuelva a morderte. El niño corre, el perro detrás y como consecuencia tu también. Esperando al niño en la puerta del Play group el perro se dedica a hacer de las suyas mientras el nene, como buen hijo de sus padres, da muestra de su capacidad gaseosa. Pasamos por el parque los niños juegan y el perro se escapa, el corre, tu corres. Lo alcanzas. Llegas a casa, los niños se pegan , te pegan, se gritan y hasta relinchan.
Te toca hacer la cena, se te queman las lentejas. Y al final llegan los padres y tu, cansada de todo, ni entras al blog, ni tocas un libro ni siquiera dibujas, tan solo te tumbas, escuchas música y rezas a quien sea para que los niños empiecen a tener un horario decente…
¡Y ese día llego! Pido perdón por todos esos maravillosos blogs por los que no me he pasado, por esas personas que me han alegrado el día diciéndome que les gusta mi blog y no he podido agradecérselo a tiempo. Pero ahora todo vuelve a su cauce, espero, y esto que he escrito es tan solo una combinación de lo ocurrido en diferentes días(aunque la mayoría ocurrieron el mismo) y otras tantísimas cosas que no he escrito, obviamen
te esta es la parte mala, ya que en esos días he de decir que siempre hubo algo que me lo arregló. Una llamada de teléfono, una sonrisa, una amiga, un café…
Hasta la próxima!

2 comentarios:

candy_downloads dijo...

Vaya, eso si que es un dia negro negro negro...

Espero que de estos dias tengas pocos, porque si no vas a terminar frita, si ya no lo estas.

Pasaslo bien, que dentro de todo lo malo siempre hay algo bueno ;) solo hay que saber buscar ^^


Un besito neni!!!

· Alba · dijo...

Lo que no te pase...
Pero siempre lo afrontas con energía, buen talante y buen humor, y al final nos lo cuentas y logras hacernos sonreír (y llevarnos las manos a la cabeza de vez en cuando xDD).

Besos!!

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro